Blue Nature  
Birding and nature tours

Acuáticas y esteparias

Precio*

Horario**

Fecha**

27€ por persona

Inicio 08.00 - Fin 13.00 aprox.

Miércoles 23 de noviembre

Qué incluye

Qué no incluye

Especies posibles

- Transporte en furgoneta
- Medidas prevención COVID
- Guía ornitológico
- Seguro RC y accidentes
- IVA

- Comidas
Bebidas



Buitre leonado, buitre negro, culebrera europea, águila calzada, milano negro, milano real, busardo ratonero, águila real, alcaudón dorsirrojo, curruca mirlona, curruca tomillera, escribano hortelano, etc

* Grupos reducidos: entre 3 -7 participantes.
** Puede sufrir modificaciones

Invernada de anátidas y bandos de esteparias

Con la llegada del invierno, las aves acuáticas que criaron en regiones septentrionales viajan al sur europeo en busca de inviernos benevolentes. El hielo y la nieve lo cubren todo en sus lugares de origen y se ven obligadas a viajar hasta nuestras latitudes para ocupar humedales donde pasar la estación fría. Es en esta época en la que lagunas, riberas y otros humedales concentran una importante invernada de aves acuáticas.

Por otro lado, las llanuras cerealistas que hace meses eran auténticos desiertos, viven un renacer con las lluvias otoñales. Las aves que frecuentan estos hábitats aprovechan este momento agrupándose para asegurar su supervivencia.

Macho de cuchara común

Pareja de cerceta común

En estas tierras de vastas extensiones labradas, aparecen los primeros brotes y los barbechos empiezan a tornarse de un nuevo tono verdoso, atrayendo a algunas especies entorno a dicha vegetación, En esta época la más fácil de localizar es la avutarda, que por estas fechas se vuelve mucho más gregaria formando grupos modestos que avanzan con gran porte.

No muy lejos de allí, hasta 13 especies de anátidas se pueden observar en la laguna. Será difícil coincidir con todas, pero es muy probable que veamos algunas como la cuchara común, la cerceta común, el porrón europeo o el escaso silbón europeo.

A lo largo de la mañana visitaremos ambos hábitats, siendo testigos de cómo calandrias y alondras comunes forman enormes bandos entorno a los cultivos y a su vez de cómo zampullines, fochas, anátidas y garzas cambian sus hábitos dentro del humedal. Gracias a estos cambios es posible que veamos con más posibilidad al calamón común, moviéndose de orilla a orilla en busca de la vegetación más tierna. Cormoranes, garzas y garcillas se vuelven más gregarias pudiendo juntarse grupos grandes de aves entorno al humedal. En el soto de ribera que acompaña al humedal, ya hay más hojas en el suelo que en los árboles y es más fácil detectar a las aves forestales más pequeñas como los mitos o los agateadores.

En las zonas esteparias los bandos de aláudidos se notan inquietos. Las rapaces como cernícalos, milanos o ratoneros, no desaprovecharán ninguna ocasión de atrapar alguna presa despistada. Sin embargo, al que deben temer de verdad es a la rapaz diurna más pequeña de Europa, el esmerejón. Cría en territorios más septentrionales, lejos de la península y llega en invierno a alimentarse de aláudidos principalmente.

Otra especie típicamente gregaria en esta época es el sisón que actualmente está muy lejos de los números de invernada de hace 10 años, pero que ocasionalmente se deja ver por el espacio en bandos de tamaño muy reducido.

Bando de calandrias

En definitiva, será una mañana magnífica para poder comprobar lo cambiantes que son estos ambientes dependiendo de la época del año y lo importantes que son a nivel internacional para conservar especies tan sensibles como las mencionadas.

Detalles y recomendaciones

- Calzado y ropa apropiados para la época. 
- Material óptico (telescopio muy recomendable). 
- Consultar la meteorología.
- Leer detenidamente la información de la excursión.
- Las reservas deben hacerse al menos con 7 días de antelación.

Esmerejón

 

 

 

 

Si tienes cualquier duda o consulta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. 
Contactaremos contigo tan pronto como sea posible.