Blue Nature  
Birding and nature tours

Cultivos del Tajo transfronterizo, Madrid.

Precio*

Horario**

Fecha**

29€ por persona

Inicio 08.00 - Fin 14.00 aprox

Domingo 28 de febrero

Qué incluye

Qué no incluye

Especies posibles:

- Transporte en furgoneta
- Medidas prevención COVID
- Guía ornitológico
- Seguro RC y accidentes
- IVA.

- Comidas.
- Bebidas.

Ganga ibérica, avutarda común, alcaraván común, avefría europea, chorlito dorado, alcaudón real, pito real ibérico, cogujada montesina, escribano triguero, busardo ratonero, aguilucho pálido, etc.

* Grupos reducidos de entre 3 y 7 participantes
** Puede sufrir modificaciones

Madrid y Toledo, una ligera línea invisible para las aves

El Tajo entra en la Comunidad de Madrid por el este de Aranjuez, sinuoso, con poca agua y esquivando la frontera. Una vez dentro se junta en pocos kilómetros al caudaloso Jarama que viene lleno de aguas del Henares, y el Manzanares. En ese momento el Tajo adquiere toda su personalidad. Avanza en dirección suroeste regando tierras fértiles y labradas, los cultivos al sur de Aranjuez.

Allí una serie de meandros abandonados, cultivos de regadío y de secano concentran una pequeña pero importante población de aves esteparias, haciendo de nexo entre las poblaciones madrileñas y las del norte de Toledo.

Chorlito dorado europeo junto a dos avefrías europeas

Pareja de ganga ibérica ocultas en los cultivos

Sin duda el atractivo de este lugar son las concentraciones invernales de algunas aves como las avefrías europeas, que a menudo forman grupos enormes con el propósito de marchar ya hacia el norte y llegar a los territorios de cría. Entre las avefrías es habitual encontrar grandes bandos de estorninos negros alimentándose juntos o incluso algún grupito de chorlitos dorados.

Mientras de fondo suenan algunas aves de menor tamaño como el cistícola buitrón o la alondra común, que sienten con la duración de los días y el cambio de temperaturas, que pronto se avecina un cambio de estación.

Las rapaces también conocen este lugar y a menudo se las ve campeando por la zona en busca de alimento. El busardo ratonero es sin duda el más habitual en estos territorios, aunque no hay que descartar la presencia de aguiluchos como el lagunero. También puede ser que quede algún aguilucho pálido que haya pasado el invierno en este paraje, ya que la abundancia de alimento aquí es muy elevada. Las perdices se conocen el comportamiento de las rapaces y cautelosas se mueven por los barbechos y los cultivos, pero habrá que poner mucho ojo, porque además de perdices este lugar es un enclave donde se producen grandes concentraciones de ganga ibérica, sobre todo por su cercanía a la frontera con Toledo, donde son mucho más habituales.

Estas esteparias no son las únicas presentes en los cultivos que acompañan al Tajo hasta la frontera. Las avutardas también habitan estos territorios e incluso algún alcaraván puede delatar su presencia con un movimiento, ya que de otra forma sería prácticamente invisible. Bisbitas pratenses y tarabillas ponen la talla pequeña en este extenso campo dividido por el Tajo.

Estaremos atentos también a la llegada de algunas especies estivales, pues el final de febrero y principios de marzo suele ser un mes para la llegada de las primeras especies como por ejemplo el críalo, que por estas fechas se han podido ver los primeros del año.

Bando de avutardas

Estos cultivos y las zonas de alrededor son un lugar muy interesante para la observación de aves, con citas interesantes de muchas de las especies anteriormente nombradas y algunas más frecuentes aquí, en la frontera del Tajo con Toledo.

Detalles y recomendaciones

- Calzado y ropa apropiados para la época. 
- Material óptico (telescopio recomendable). 
- Consultar la meteorología.
- Leer detenidamente la información de la excursión.
- Las reservas deben hacerse al menos con 7 días de antelación.

 Aguilucho pálido juvenil.

Si tienes cualquier duda o consulta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. 
Contactaremos contigo tan pronto como sea posible.