Blue Nature  
Birding and nature tours

Zarzalejo

Precio *

Horario **

Fechas **

29€ por persona

Inicio 07.30 - Vuelta 12.00 aprox

Miércoles 17 de julio

Qué incluye

Qué no incluye

Especies posibles

- Transporte en furgoneta
- Guía ornitológico
- Seguro RC y accidentes
- IVA

- Comidas
- Bebidas

Buitre negro, águila calzada, águila imperial, abubilla común, pito ibérico, oropéndola europea, alcaudón real y común, arrendajo, rabilargo ibérico, zarcero, curruca mirlona, gorrión chillón, etc

* Grupos reducidos: entre 4 - 7 participantes
** Puede sufrir modificaciones

Encinares sobre arenas

Zarzalejo es un pequeño lugar de la Sierra Oeste madrileña de bonito paisaje mediterráneo y construcciones tradicionales. En el entorno del pueblo se desarrollan los bosques de encinas, aquellas que un día formaron grandes dehesas donde pastaba el ganado. Entre ellas se mezclan las saucedas y las fresnedas, que aprovechan la humedad de la tierra y el recorrido del arroyo Palacios que transcurre entre granitos y arenas. El relieve de lomas y cerros del piedemonte occidental madrileño obligan al arroyo a encajarse en el territorio.

k

k

La vegetación del lugar es de una heterogeneidad muy elevada donde las encinas se mezclan con otras frondosas. Fresnos, zarzas, robles melojos, rosales, retamas, helechos y prados abiertos son algunas de las formaciones vegetales que atravesaremos en nuestro recorrido. Un lugar que favorece la presencia de una amplia variedad de especies gracias a esa heterogeneidad en el paisaje. Es territorio de buitre negro, de águila imperial y de perdicera, tres emblemas de nuestra fauna cuya silueta buscaremos en el cielo.

La cercanía al pueblo de Zarzalejo hace frecuente los vuelos de los vencejos, los aviones y las golondrinas comunes y dáuricas. Sus vuelos y sus reclamos nos recuerdan a la temporada estival, que pronto llegará a su fin. El ambiente es forestal pero abierto y eso favorece la presencia de multitud de especies de ambos medios. Podemos ver oropéndolas o abubillas, agateadores estrictamente forestales o currucas mirlonas reclamando su territorio entre matorrales. Es fácil reconocerlas y diferenciarlas de la carrasqueña o de la cabecinegra que también están presentes. Los ruiseñores nos abruman con sus reclamos que se enredan con los de los zarceros. Se deja oír el chochín y en las zonas más abiertas los rabilargos imponen sus voces sobre las del resto. El bosque está vivo y su banda sonora nos lo demuestra..

El sonido del bosque resuena en el eco del valle mientras el olor de las plantas aromáticas cubre por completo el recorrido. Las Machotas se dibujan en el horizonte, formando un paisaje que acompaña esta ensalada de sentidos que nos ayudará a poner fin a una salida fantástica.

Detalles y recomendaciones

- Calzado y ropa apropiados para la época. 
- Material óptico (telescopio muy recomendable).
- Llevar agua y algo de comer para el viaje. 
- Consultar la meteorología. 
- Punto de encuentro:  tras realizar la reserva.

k

Si tienes cualquier duda o consulta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. 
Contactaremos contigo tan pronto como sea posible.