Blue Nature  
Birding and nature tours

Entre encinares y cultivos

Precio*

Horario**

Fecha**

28€ por persona

Inicio 08.00 · Fin 13.30 aprox

Domingo 11 de abril

Qué incluye

Qué no incluye

Especies posibles

- Transporte en furgoneta
- Medidas prevención COVID
- Servicio de guía ornitológico
- Seguro de viaje
- IVA.

- Comidas
- Bebidas

Águila calzada, aguilucho lagunero y cenizo, alcaudón común y real, herrerillo capuchino, curruca mirlona y carrasqueña, zorzal charlo, ruiseñor común, gorrión chillón, escribano triguero, etc

* Grupos reducidos: de 3 a 7 participantes.
** Puede sufrir modificaciones

Cuestas y cerros del páramo alcarreño

La gran planicie de páramo encajado entre el río Tajuña, que divide las provincias de Madrid y Guadalajara, y su afluente el arroyo Vega, crean un relieve lleno de cerros y cuestas donde se extienden mosaicos de cultivos salpicados de pequeñas manchas de bosque mediterráneo. Las encinas, las coscojas o los matorrales de aromáticas como el tomillo, forman corredores en los linderos de las parcelas que suponen un hábitat adecuado para muchas especies de fauna.

Esta mezcla de ambientes es la fórmula perfecta en una época del año en la que el aspecto de los paisajes vive su mejor momento.

Codorniz común

Alcaudón común

Por estas fechas y en estos ambientes no es difícil que empecemos a sentir el avance de la primavera. Sobre todo si empleamos a fondo todos nuestros sentidos. Los paisajes muestran vistosos y llamativos colores, el aroma da vida a esos colores y nuestro oído capta todos los reclamos, sonidos y cantos de los habitantes de estas tierras. Uno de los más discretos es el de la codorniz, que acabará de llegar.

Los reclamos de sus compañeras las perdices no serán escasos ya que el hábitat es especialmente apropiado para ambas especies.

También es posible que entre los cambios de relieve asome una silueta en forma de “v”. Es el vuelo rasante de los aguiluchos lagunero y cenizo, que en estos región tienen tanto sus zonas de caza como sus territorios de cría. El canto de la elegante abubilla es uno de los sonidos más armoniosos de la primavera. Desde una de las muchas encinas defiende el viejo hueco en el tronco donde se encuentra la hembra incubando los pollos. Aunque los colores de su plumaje son únicos y su cresta no tiene rival, se disputa junto a los abejarucos el puesto de una de las aves más bonitas de estas tierras.

Los alegres reclamos de los abejarucos y los vuelos de las golondrinas nos recuerdan una época de abundancia. Es por eso que buscaremos en el cielo una inquieta silueta, la del cernícalo que, aunque se quede parado en el aire, sigue aleteando con fuerza para mantenerse estático y descubrir más fácilmente a sus presas. Esta técnica es casi la única forma que emplean los cernícalos para buscar el desayuno. Otras aves, como por ejemplo los alcaudones, eligen puntos estratégicos con cierta elevación para vigilar lo que sucede a su alrededor y detectar mejor así a las presas. Aquí se pueden observar dos especies, el alcaudón real, residente y el alcaudón común, estival y recién llegado de su viaje migratorio.

Cucos y currucas mirlonas son los reyes de los reclamos fáciles de aprender. Sus cantos se escuchan entre las zonas de encinas y matorrales y son fácilmente reconocibles. Ellos también han llegado, junto al alcaudón común de África subsahariana. Otras currucas como la carrasqueña ocupan sus nuevos territorios después de largas y duras jornadas de migración. 

A pesar de encontrarnos en un mes de abril ya muy avanzado, sigue siendo buena época para encontrarnos con errantes migradores como collalbas o colirrojos reales.

Cuco común

Los reclamos de las aves, los aromas primaverales y los coloridos paisajes alcarreños harán de esta excursión una visita inolvidable a uno de los rincones más desconocidos de la Comunidad de Madrid, La Alcarria.

Detalles y recomendaciones

- Calzado y ropa apropiados para la época. 
- Material óptico (telescopio muy recomendable)
- Llevar agua y algo de comer. 
- Consultar la meteorología. 
- Punto de encuentro:  tras realizar la reserva.
- Las reservas deben hacerse al menos con 7 días de antelación.

Curruca carrasqueña

Si tienes cualquier duda o consulta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. 
Contactaremos contigo tan pronto como sea posible