Blue Nature  
Birding and nature tours

Hoces de Riaza

Precio*

Horario**

Fechas **

55€ por persona

Inicio 08:00 - Fin 22.00 aprox

Sábado 24 de abril

Qué incluye

Qué no incluye

Especies posibles

- Transporte en furgoneta
- Medidas prevención COVID
- Servicio de guía ornitológico
- Seguro de Accidentes y RC
- IVA.

- Comidas
- Bebidas.


Águila real, buitre leonado, alimoche, collalba negra, roquero solitario, curruca mirlona, cuco, abejaruco, culebrera europea, águila calzada, halcón peregrino, chova piquirroja, escribano montesino, etc

* Grupos reducidos de entre 3 y 7 participantes
** Puede sufrir modificaciones

Parameras ibéricas fondos de valle

En su tramo medio, el río Riaza pasa por un terreno de materiales calcáreos, provocando que la fuerza de sus aguas excave un profundo cañón en mitad de la meseta norte, donde nos adentraremos. Seremos testigos de cómo el río ha dividido el terreno en dos ambientes muy diferenciados, los extensos y llanos páramos de elevada altitud y los fondos de valle en algunas zonas muy amplios y planos.

Además del relieve el espacio, apreciaremos su comunidad de aves rupícolas y las poblaciones de aves asociadas a los páramos. Aunque veremos que el fondo de valle es también de enorme interés.

Alimoche común

Collalba negra

Engullidos por el cañón, nos veremos atraídos por todas las especies de aves rupícolas pero sobre todo por la población de buitre leonado que en este lugar cuenta con más de 150 parejas. Otros dos grandes iconos de este espacio protegido son el alimoche, el buitre egipcio por excelencia que vuelve cada primavera y la dama de los cortados, la collalba negra que en esta región tiene el límite de su distribución.

Aunque su canto es casi lo único que se oye en los páramos, este fantasma también reside en el parque natural. Con una muy pequeña población, la alondra ricotí canta desde las llanas parameras del espacio.

Comenzaremos la visita adentrándonos en el cañón, visitando el fondo del valle y siempre a la sombra de los enormes cortados que, en alguno de sus tramos, superan  los 150 metros de altura. Esta es la distancia de seguridad que necesitan algunas especies para criar. Algunas de ellas como el águila real, el halcón peregrino o la chova piquirroja son también de enorme interés y llamarán nuestra atención. Los roqueros solitarios quedan ridículos junto a tan poderosos vecinos, pues él también tiene su hueco en la roca.

Otras rapaces también son frecuentes a pesar de no ser de carácter rupícola. No será difícil observar algún buitre negro volando en círculos junto con los leonados o incluso a las dos águilas veraniegas, la culebrera europea que busca en los páramos sus escurridizas presas y el águila calzada, algo más pequeña pero no por ello menos atractiva. A su sombra se eleva el bosque de ribera, en él también resuena la primavera, un concierto de cantos suena entre los chopos.

Dentro del espacio sorprende la posibilidad de observar a los tres alcaudones, el alcaudón dorsirrojo, el común y el real. La vegetación del espacio y la disponibilidad de presas favorecen la presencia de estos mini-depredadores. En las zonas arbustivas las currucas no faltan tampoco a su cita y algunas especies tan interesantes como la curruca mirlona cavarán de llegar de sus largos viajes migratorios.

Por si fuera poco además de la anteriormente mencionada collalba negra, también podremos observar a sus compañeras viajeras la collalba gris y la rubia, ya que en este paraje se dan las condiciones para que las tres estén presentes.

Macho de curruca carrasqueña

A lo largo del día nos sumergiremos en la enorme variedad ecológica y faunística que ha generado el río Riaza a lo largo de su cauce. El fantástico estado de conservación de este espacio es uno de los atractivos que no nos podemos perder ninguna primavera

Detalles y recomendaciones

- Calzado y ropa apropiados para la época. 
- Material óptico (telescopio muy recomendable).
- Llevar agua y algo de comer para el viaje. 
- Consultar la meteorología.
- Leer detenidamente la información de la excursión.
- Las reservas deben hacerse al menos con 7 días de antelación.

Macho de alcaudón dorsirrojo

Si tienes cualquier duda o consulta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. 
Contactaremos contigo tan pronto como sea posible