Blue Nature  
Birding and nature tours

Sierra de Gredos (Ávila)

Precio*

Horario**

Fecha**

57€ por persona

Inicio: 07.30 - Fin: 21.00 aprox.

Sábado 21 de mayo

Qué incluye

Qué no incluye

Especies posibles

- Transporte en furgoneta
- Medidas prevención COVID
- Guía ornitológico
- Seguro RC y accidentes
- IVA

- Comidas
- Bebidas

Buitre negro, collalba gris, bisbita alpino, escribano hortelano, ruiseñor pechiazul, roquero rojo, curruca zarcera, papamoscas cerrojillo, Alcaudón dorsirrojo, reyezuelo listado, etc.

* Grupos reducidos: entre 3 - 7 participantes.
** Puede sufrir modificaciones

Joyas de la montaña, la Sierra de Gredos

Con más de 100 km de longitud y cimas que superan los 2.500 metros se extiende este imponente sector del Sistema Central. Las adversas condiciones climáticas del invierno  quedan atrás y un manto de flores y colores cubre las laderas de la fría y poco arbolada cara norte. El río Tormes recibe el agua que en las cumbres van regando las verdes y floridas praderas que acompañan al bosque de este parque regional.

El piorno florido se extiende entre las moles graníticas donde el sol calienta a lagartos y lagartijas. 

Macho de roquero solitario

Macho de collalba gris

En estos perfectos escenarios, aparecen los actores protagonistas. En el cielo sobrevuelan gran cantidad de virtuosas rapaces. Entre todas las que se ven hay una particularmente especial, la del abejero europeo, una rapaz muy escasa en este sector de Gredos pero con la que podemos tener la suerte de cruzarnos.

Aunque sin duda fantasearemos con la posibilidad de ver al quebrantahuesos. Por estas fechas es frecuente que se vea por Gredos y todos los años se acumulan unas pocas citas en el macizo. La mayoría de estas citas se trata de ejemplares del proyecto de reintroducción que se lleva a cabo en Gredos y suelen llevar unas notorias marcas alares, por lo que estaremos muy atentos.

Comenzaremos en la parte alta. Durante la subida es muy probable que nos encontremos con el alcaudón dorsirrojo alimentándose junto a la carretera de coleópteros, y otras presas que encuentran entre flores y herbazales. Una vez en la plataforma, y con los aviones roqueros pasándonos al lado, podremos encontrar escenas preciosas de pedregales florecidos con aves cantando sobre ellas a escasos metros de haber dejado el coche, algunas tan interesantes como el roquero rojo. El sonido del chochín reclamando a estas alturas puede sorprendernos, pero se trata de un ave muy cosmopolita y ocupa hábitats muy variopintos. Entre las rocas se mueve un precioso surtido de aves entre los que destacan la collalba gris y el acentor común. A este último sobre todo se le oye, pues reclama su territorio desde un piorno cercano a la ubicación de su nido.

Sin embargo hay dos aves que se llevan el primer premio a las más cantarinas. Una de ellas es el escribano hortelano, que sobre una roca o sobre la vegetación repite una y otra vez su veraniega estrofa. El otro protagonista es mucho más colorido y se puede considerar la joya de Gredos, se trata del ruiseñor pechiazul. Imponentes y coloridos los machos se exponen cual trofeos en lo más alto de los piornos demostrando que son merecedores de sus nuevos dominios.

Tras conocer las zonas altas de Gredos, bajaremos para realizar un itinerario por los bosques que acompañan al Tormes. En este lugar las aves forestales aparecen al son de sus cantos. Los silbidos de un reyezuelo listado suenan mientras un papamoscas cerrojillo entra en escena desde la espesura. 

Macho de escribano hortelano

Después de un largo día pondremos rumbo a Madrid, recordando las escenas y los momentos que la montaña nos regala. Eso sí, no nos iremos sin despedirnos del fabuloso paraje que es la Sierra de Gredos y los sorprendentes habitantes que esconden sus escarpadas laderas y sus espesos bosques.

Detalles y recomendaciones

- Calzado y ropa apropiados para la época. 
- Material óptico (telescopio muy recomendable).
- Llevar agua y algo de comer para la ruta. 
- Consultar la meteorología.
- Leer detenidamente la información de la excursión.
- Las reservas deben hacerse al menos con 7 días de antelación.

Macho de papamoscas cerrojillo

Si tienes cualquier duda o consulta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. 
Contactaremos contigo tan pronto como sea posible.