Blue Nature  
Birding and nature tours

Bosques de Braojos

Precio*

Horario**

Fecha**

27€ por persona

Inicio 09.00 - Fin: 13.00 aprox.

Sábado 11 de febrero

Qué incluye

Qué no incluye

Especies posibles

- Guía ornitológico 
- Seguro RC y accidentes
- IVA.

- Transporte
- Comidas.
- Bebidas.

Buitre negro, buitre leonado, pico menor, arrendajo euroasiático, rabilargo ibérico, alondra totovía, zorzal charlo, gorrión chillón, escribano soteño, etc

* Grupos reducidos: entre 4 - 10 personas
** Puede sufrir modificaciones

Melojares en la Sierra Norte.

Las grandes extensiones de robles, de las muchas dehesas boyales de la Sierra Norte, presentan en febrero desnudos troncos y solitarias ramas dándole un aspecto totalmente invernal a todo el paisaje de la comarca. Uno de los lugares donde cobran gran importancia estas masas forestales es en Braojos de la Sierra donde casi 7 km2 de bosques cubren las laderas mezclando fresnos y robledales de Quercus pyrenaica una combinación que otorga diversidad al ecosistema.

Utilizando esta vegetación como refugio, existe toda una comunidad de aves que resisten con todas sus fuerzas la dureza del invierno en esta zona.

Milano real en vuelo

Macho de pico menor

Se trata de un lugar lleno de vida durante la primavera y que en invierno sufre un drástico cambio. La ubicación del lugar y su situación de relieve obliga a algunas aves a marcharse más al sur, pero a su vez favorece la llegada de algunas aves más norteñas que de costumbre. Milanos reales y busardos ratoneros resisten frío y viento en este ambiente alimentándose de lo que van encontrando y cazando y frecuentando las carreteras en busca de comida fácil.

El ganado en este territorio siempre atrae a buitres leonados y negros en busca de alimento.

Las aves más pequeñas son quienes lo pasan peor. Su reducido tamaño y su peso las obliga a estar constantemente nerviosas en busca de alimento. En cambio, la falta de hojas facilita la localización de algunas aves normalmente esquivas como son los pájaros carpinteros. En este bosque podemos observar las tres especies residentes, incluyendo al diminuto pico menor. Los más astutos son los córvidos, muy frecuentes en este territorio con el ruidoso arrendajo avisando a todo el mundo de nuestra llegada. Los grupos de rabilargos avanzando por las copas de los árboles destacarán en colorido comparándolo al plumaje oscuro de urracas, cornejas y cuervos. El resto de aves forestales como el trepador azul, agateador europeo o las familias de mitos saldrán al camino a darnos la bienvenida.

A lo largo de la ruta encontraremos múltiples bandos de fringílidos. Mezclados con ellos pueden aparecer el gorrión chillón, frecuente en la zona, o quizás escuchemos ya los primeros reclamos primaverales de los machos de escribano soteño, que afinan sus notas ante la inminente llegad de la primavera. 

Los zorzales serán protagonistas, principalmente el zorzal charlo y el zorzal común que son habituales en la zona y que frecuentan las áreas forestales de robles como esta. Con suerte algún zorzal alirrojo o incluso el más escaso zorzal real habrán llegado del norte para pasar aquí el invierno.

Pareja de escribano soteño

En definitiva, un lugar fantástico para combinar senderismo y observación de aves en un lugar maravilloso como es la Sierra Norte Madrileña, donde el ser humano ha dejado poca huella a lo largo del tiempo, un aspecto que otorga algo más de encanto a esta tranquila zona madrileña.

Detalles y recomendaciones

- Calzado y ropa apropiados para la época. 
- Material óptico (telescopio  recomendable). 
- Consultar la meteorología.
- Leer detenidamente la información de la excursión.
- Las reservas deben hacerse al menos con 7 días de antelación.

Zorzal charlo

Si tienes cualquier duda o consulta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. 
Contactaremos contigo tan pronto como sea posible.