Blue Nature  
Birding and nature tours

Casa de Campo

Precio*

Encuentro

Fecha**

16€ por persona

Inicio 09.00 · Fin: 13.00 aprox.

Miércoles 10 de febrero

Qué incluye

Qué no incluye

Especies probables

- Medidas prevención COVID
- Servicio de guía ornitológico
- Seguro de viaje
- IVA.

- Comidas 
- Bebidas
Transporte

Pico menor, trepador azul, grajilla, mito, reyezuelo listado, pico picapinos, pito real, agateador europeo, azor, cigüeña blanca, mosquitero común, herrerillo, carbonero, garza real, etc.

Grupos reducidos: entre 3 y  7 participantes
** Puede sufrir modificaciones

Encinas, fresnos y paseos centenarios

La Casa de Campo es y ha sido desde siempre un hermoso rincón de la ciudad de Madrid revestido por tupidas encinas y verdes riberas, extendiéndose a lo largo de miles de hectáreas. Los rincones de este parque forestal son inagotables y sus sorpresas infinitas. La cercanía al Monte del Pardo y la riqueza de sus ecosistemas son la clave de su éxito.

En esta pequeña salida aprovecharemos la poca afluencia de personas que tienen los días entre diario para visitar este desconocido pero familiar rincón madrileño.

Gavilán común en vuelo.

Chochín común.

Iniciaremos la ruta entre las viejas y centenarias encinas que rodean el bosque de ribera del arroyo Meaques. Las aves forestales se han acostumbrado a la presencia de visitantes y no es difícil observar la confianza de especies como el pito real ibérico, alimentándose de hormigueros en el suelo junto con urracas y mirlos. No pierden de vista el cielo, porque dentro de la Casa de Campo el azor es certero.

Mientras petirrojos, pinzones y otros fringílidos se alimentan en las praderitas que rodean los desnudos robles. También se mantienen alerta, pues el gavilán puede darles una sorpresa letal.

A lo largo de la salida iremos adentrándonos en la orla forestal y veremos el cambio de sustrato arbóreo. Desde los pinares que cobijan a mitos, reyezuelos y picos picapinos, hasta los trasmochados fresnos que muestran en sus ramas el paso del tiempo. Estos ancianos fresnos, acompañan al Meaques hasta el Lago. Durante su recorrido aves como el pico menor, el herrerillo o el carbonero ocupan las copas de los árboles mientras el chochín reclama desde la oscura sombra de las zarzas y otra vegetación de la orilla del arroyo. Los mosquiteros comunes también se mueven junto al arroyo porque saben, tan bien como las lavanderas blanca y cascadeña, que es ahí donde abundan los insectos voladores.

Algunas abubillas han pasado el invierno en la generosa Casa de Campo, que aporta los recursos que necesitan estas aves normalmente estivales. Se las puede ver alimentarse en las praderas junto con estorninos negros. Pero si prestamos atención a estas aves podremos quizás encontrar algún ejemplar invernante de estornino pinto, un usual visitante europeo. 

No será difícil ver bandos de gaviotas reidoras y sombrías junto al Lago o pequeños zampullines sumergiéndose en busca de alimento. Fochas, cormoranes y anátidas aprovechan la desembocadura del Meaques en el Lago de la Casa de Campo.

Zampullín común.

Finalizaremos este fantástico paseo en el Puente del Rey, junto al famoso parque urbano de Madrid Río, asomándonos brevemente para completar un estupendo día de observación de aves por uno de los parques más famosos y sorprendentes de Madrid que nos dejará un buen sabor de boca.

Detalles y recomendaciones

- Calzado y ropa apropiados para la época. 
- Material óptico (telescopio recomendable).
- Consultar la meteorología.
- Leer detenidamente la información de la excursión.
- Las reservas deben hacerse con 7 días de antelación (Consultar disponibilidad en fechas posteriores)

Martín pescador.

Si tienes cualquier duda o consulta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. 
Contactaremos contigo tan pronto como sea posible