Blue Nature  
Birding and nature tours

Hoya de San Blas

Precio*

Horario**

Fechas **

24€ por persona

Inicio 08:00 - Fin 13.00 aprox

Sábado 06 de junio

Qué incluye

Qué no incluye

Especies posibles

- Transporte
- Medidas prevención COVID
- Servicio de guía ornitológico
- Seguro de Accidentes y RC
- IVA.

- Comidas
- Bebidas.

Buitre leonado, milano negro y real, ratonero, pito real, rabilargo ibérico, avión común, ruiseñor común, escribano soteño, etc.

* Mínimo 3 y máximo de 5 participantes
** Puede sufrir modificaciones

Prados y robledales llenos de vida

Encajonado entre la Pedriza y el pico de la Najarra se extiende un valle peculiar que queda a la sobra de la Cuerda Larga. Los afluentes del río Manzanares discurren por sus prados y zonas forestales. Desde lejos se aprecia cómo las laderas y faldas se encuentran cubiertas de pino silvestre, mientras cerca del inicio de la ruta, en cotas más bajas, son los robledales la formación dominante.

Las pistas y los caminos se suceden atravesando este fabuloso valle que acompaña fincas de ganado y dehesas boyales, aportando una riqueza única en uno de los puntos menos frecuentados de la sierra.

Culebrera europea ~ Short-toed snake-eagle

Arrendajo euroasiático ~ Eurasian jay

La cercanía a las elevadas formaciones rocosas de La Pedriza y el pico Najarra, convierten este lugar en una zona ideal para la observación de grandes rapaces como el buitre negro. Además, la riqueza de las zonas forestales sustenta a una numerosa comunidad de aves típicas de estos medios, incluyendo algunas tan imponentes como la culebrera europea. Por si fuera poco, coincidiremos con el final de la primavera y el principio del verano, momento en el cual muchas aves están a punto de acabar su ciclo reproductor, siendo más fácil encontrarnos con múltiples pollos y juveniles de las especies que empezaron a criar hace unos meses.

Comenzaremos cerca de las poblaciones de Manzanares el Real y Soto del Real pudiendo coincidir en las zonas más abiertas con algunos hasta cinco especies de córvidos. El menos frecuente es la grajilla común, que fugazmente puede sobrevolarnos mientras emite sus característicos chillidos. Otros, como la corneja negra, son mucho más abundantes, aunque habrá que tener cuidado para no confundirla con el cuervo grande, que cría por la zona y puede aparecer en cualquier momento. Además, en el valle también es habitual observar bandos de rabilargos inquietos pero tímidos y juguetones. Y por supuesto no faltará el grito de alarma del arrendajo en las zonas de bosque más cerrado.

En el cielo se dibuja la silueta del águila calzada, que contrasta con el tamaño de las golondrinas dáuricas o los abejarucos europeos que van y vienen sobre nuestras cabezas. 

En los linderos que acompañan al bosque, abundan rosales y majuelos donde se ocultan de nuestra mirada las aves más tímidas. El reclamo nos delata su identidad. Son las currucas carrasqueña y cabecinegra que probablemente tengan cerca el nido con pollos ya muy crecidos. Mientras, se escucha a lo lejos un gran concierto de cantos y reclamos. Entre ellos se reconoce uno por encima del resto, es el de la oropéndola, aunque también suenan la alondra totovía y un tímido cuco

Macho de oropéndola europea ~ Golden oriole male

El sonido del bosque resuena en el eco del valle mientras el olor de los robles y el viento fresco de las cumbres nos trae los cantos más lejanos. El paisaje acompaña esta ensalada de sentidos que nos ayudará a poner fin a una salida fantástica.

Detalles y recomendaciones

- Calzado y ropa apropiados para la época. 
- Material óptico (telescopio muy recomendable).
- Llevar agua y algo de comer para el viaje. 
- Consultar la meteorología.
- Leer detenidamente la información de la excursión.
- Las reservas deben hacerse al menos con 7 días de antelación.

Zarcero políglota ~ Melodious warbler

Si tienes cualquier duda o consulta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. 
Contactaremos contigo tan pronto como sea posible