Blue Nature  
Birding and nature tours

Invernada en Sierra Norte

Precio *

Horario

Fecha**

25€ por persona

Inicio 08.00 - Fin 13.00 aprox.

Miércoles 24 de noviembre

Qué incluye

Qué no incluye

Especies posibles

- Transporte en furgoneta
- Medidas prevención COVID
- Guía ornitológico
- Seguro RC y accidentes
- IVA

- Comidas
- Bebidas.

Buitre negro y leonado, gavilán, reyezuelo listado, estornino pinto, zorzal charlo, zorzal común, zorzal alirrojo, zorzal real, pinzón real, picogordo, escribano montesino, trepador azul, etc.

Grupos reducidos: entre 3 - 7 participantes
** Puede sufrir modificaciones


El descenso de las temperaturas

El invierno anuncia su llegada, los días más fríos del otoño se acercan. Las primeras heladas del año comienzan a caer en las regiones más altas de la Sierra norte y los vientos bajan fríos y punzantes. Sin embargo, este clima a priori insoportable, es mucho más suave que el que hostiga al resto de Europa. Allí los paisajes quedan cubiertos por la nieve y el hielo y las temperaturas rondan el punto de congelación

Mientras en Europa los insectos desaparecen, los frutos se congelan y las semillas quedan bajo la nieve, aquí, en las regiones mediterráneas, el invierno suaviza. 

Zorzal común

Bisbita pratense

Rosales, majuelos, enebros y sobre todo acebos y mostajos ofrecen una colorida selección de apetitosos frutos que serán aprovechados por un grupo muy concreto de aves, las invernantes. Gracias a estos frutos, habrá posibilidades de observar durante la salida, hasta 4 especies de zorzales: el zorzal charlo, habitual en nuestros bosques y residente; el zorzal común, cuya gran parte de la población europea pasa el invierno en nuestra latitud; y los zorzales alirrojo y real, un par de interesantes visitantes invernal, de gran atractivo, ya que únicamente se observa durante el invierno en nuestro país.

Sin embargo, no todas las aves aprovecharán este recurso, otras como estorninos pintos o bisbitas pratenses campean a lo largo de las praderas de pasto que el ganado se ha encargado de abonar durante el resto del año.

La llegada de estas aves siempre es atractivo, ya que son especies poco frecuentes o que no crían en nuestra latitud, aumentando en estas fechas sus probabilidades de observación. Por ello, realizaremos un pequeño recorrido por los lugares de la sierra que concentran más aves invernantes interesantes y buscaremos, entre ellas, algún bando de pinzones reales, que acompañan a los primeros vientos fríos y nevadas del año. 

Las semillas de fresnos, alisos y otras especies de árboles típicos de ribera pueden atraer algún bando de jilgueros lúganos, otra de las especies que durante el final del otoño y el invierno se vuelve cada vez más y más abundante. Entre tanto siempre pueden aparecer acentores, piquituertos, herrerillos capuchinos o escribanos montesinos que hayan abandonado las nevadas cumbres de la sierra para refugiarse en las zonas más templadas. Entre los pinzones vulgares quizás logremos encontrar algún confiado picogordo, que también hacen desplazamientos hacia lugares con abundante alimento.

Macho de picogordo

Estas especies acompañadas por otras muchas que realizan pequeños movimientos invernales, como petirrojos o mosquiteros comunes, forman un grupo de aves que nos recuerda, con su agradable presencia, que poco a poco el invierno, se va acercando.

Detalles y recomendaciones

- Calzado y ropa apropiados para la época. 
- Material óptico.
- Consultar la meteorología.
- Leer detenidamente la información de la excursión.
- Las reservas deben hacerse al menos con 7 días de antelación.

Escribano montesino

Si tienes cualquier duda o consulta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. 
Contactaremos contigo tan pronto como sea posible.