Blue Nature  
Birding and nature tours

Laguna de Meco

Precio*

Horario

Fecha**

15€ por persona

Inicio 08.00 - Fin 11.00 aprox.

Sábado 08 de febrero

Qué incluye

Qué no incluye

Especies posibles

- Guía ornitológico
- Seguro RC y accidentes
- IVA

- Transporte
- Comidas
- Bebidas.

Aguilucho lagunero, avión zapador, abejaruco, chorlitejo chico, andarríos chico, ánade friso, porrón europeo, cigüeñuela, fumarel cariblanco, etc

* Mínimo de 4 y máximo de 10 participantes
** Puede sufrir modificaciones

Paraíso para las aves

En pleno Corredor del Henares y a media hora de la capital se extiende un vergel desconocido y sin protección. Su origen fue la extracción de áridos para las obras de una autopista y la construcción de polígonos industriales. Sin embargo, la falta de protección no solo pone en riesgo la integridad del humedal, también se ve amenazada toda una biodiversidad sorprendente.

La escasa profundidad de la laguna de Meco es la pieza clave en este ecosistema. Esta singular característica genera, entre otros ambientes, una gran cantidad de zonas de barro, limo y playas. Estas áreas son muy atractivas para ciertas especies de aves del grupo de los limícolas y larolimícolas.

Pareja de cuchara común ~ Northern shoveler couple

Juvenil de fumarel cariblanco ~ Whiskered tern juvenile

El valor ecológico de la laguna se debe a su largo listado de aves observadas en este enclave. Tanto durante el invierno, como en los pasos migratorios o a lo largo de la época de cría, se dan cita multitud de especies aprovechando los recursos que ofrece el humedal. Sin lugar a dudas el más destacado es el fumarel cariblanco, pues este es el único núcleo de cría de la Comunidad de Madrid donde se han censado hasta 20 nidos en una temporada, lo que es una muy buena noticia pues su zona de cría más cercana se encuentra en la Mancha Húmeda y las Tablas de Daimiel a 130 km. 

Como en el resto de humedales no podían faltar los aguiluchos laguneros, que capean por el entorno y las junqueras. A pesar de la poca profundidad del enclave las anátidas se dan cita en la superficie, donde abunda el alimento. A lo largo de la lámina de agua es fácil observar algún ánade friso emparejado nadando junto a porrones europeos o algún cuchara común descansando en la orilla. Allí también se mueven chorlitejos chicos y andarríos comunes alimentándose en el limo y disputándose los territorios de cría. La población reproductora de cigüeñuela es muy buena y es fácil observar a los adultos incubando los nidos que apenas es una elevación del terreno.

En el entorno, las aves insectívoras sobrevuelan los campos colindantes para capturar los invertebrados voladores asociados al humedal. Golondrinas, aviones zapadores, vencejos y abejarucos comparten el cielo para hacerse con el almuerzo. Tampoco será difícil dar con algunas rapaces que utilizan estos ambientes y su entorno como lugar de campeo. El milano negro, que cría en los sotos del Henares, o el busardo ratonero, un perfecto oportunista, son los más frecuentes en los campos colindantes.

El enclave logrará que activemos nuestros sentidos mediante los vuelos de los fumareles cariblancos, el olor a primavera y el canto de las especies palustres más tímidas, como el carricero tordal o el pájaro moscón.

Cigüeñuela común incubando ~ Black-winged stilt incubating

De esa forma conoceremos de primera mano la importancia de la laguna, fruto de la actividad humana, y disfrutaremos de cómo sus maravillosos habitantes ponen todo su empeño en esta temporada de cría en un escenario industrial donde hoy hay un oasis de biodiversidad.

Detalles y recomendaciones

- Calzado y ropa apropiados para la época. 
- Material óptico.
- Llevar agua y algo de comer para el viaje. 
- Consultar la meteorología.
- Leer detenidamente la información de la excursión.
- Las reservas deben hacerse al menos con 7 días de antelación.

Pájaro moscón ~ Eurasian penduline-tit

Si tienes cualquier duda o consulta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. 
Contactaremos contigo tan pronto como sea posible.