Blue Nature  
Birding and nature tours

Laguna del Oso y La Moraña, Ávila

Precio*

Horario**

Fecha**

53€ por persona

Inicio: 08.00 - Fin: 20.00 aprox.

Sábado 18 de diciembre

Qué incluye

Qué no incluye

Especies posibles

- Transporte en furgoneta
- Medidas prevención COVID
- Guía ornitológico 
- Seguro RC y accidentes
- IVA.

- Comidas.
- Bebidas.

Ánsar común, silbón europeo, ánade rabudo, avutarda euroasiática, sisón común, grulla común, chorlito dorado europeo, águila imperial ibérica, aguilucho pálido, esmerejón, alcaraván, etc...

* Grupos reducidos: entre 3 - 7 personas
** Puede sufrir modificaciones

El invierno agradecido

En el corazón de la extensa llanura de la Moraña se encuentra uno de los espacios naturales castellano-leoneses más importantes para las aves esteparias. No muy lejos y en mitad de esta comarca cerealista, dos lagunas esteparias salpican el terreno convirtiéndose en uno de los principales cuarteles de invernada de grullas y ánsares en Castilla y León.

Estas y otras muchas aves, llegan en grandes bandos para descansar y alimentarse en las inmediaciones de la laguna, después de recorrer miles de kilómetros desde sus lugares de cría. 

Grupo de grullas alimentándose

Bando de silbón europeo

Bañada por las lluvias otoñales, este humedal estacional acumula un gran volumen de agua durante los últimos meses del año, transformando el paisaje drásticamente y atrayendo a su entorno una gran comunidad de aves acuáticas. La seguridad de la lámina de agua sirve de refugio para cucharas, ánades rabudos o cercetas durante su viaje migratorio o para aquellos que pasarán el invierno alimentándose en sus campos.

Por estas fechas y con motivo del duro invierno del norte de Europa, grandes bandos de ánsares comunes se concentran en este magnífico lugar, y en ocasiones, entre estos, puede aparecer algún ánsar careto, de aspecto similar pero de origen siberiano.

Entre la gran comunidad de anátidas que llega, destaca la población de silbón europeo, así como el frecuente ánade azulón. Con suerte, algunas anátidas raras como la barnacla cariblanca pueden aterrizar en este maravilloso paraje. Las avefrías, limícolas habituales en invierno, pueblan las orillas de este pequeño oasis invernal paseándose entre las largas patas de los bandos de grulla común que cubren la laguna. Los grandes bandos de gansos, que se alimentan de los primeros brotes en los campos cercanos, son el principal entretenimiento, pues habrá que mirar uno por uno para localizar al ocasional ánsar careto o cualquier otra sorpresa que venga del norte europeo. Además, las orillas pueden recoger una importante comunidad de limícolas como agujas, combatientes o agachadizas.

Tras disfrutar de la mañana en la laguna, pondremos rumbo a las extensas llanuras cerealistas donde se concentran los bandos de avutardas. Los campos de trigo y cebada de este lugar desatacan por la invernada de grullas y la población de esteparias. Con suerte podremos observar algún aguilucho pálido o algún bando mixto de sisones con gangas y los nocturnos alcaravanes reunidos en sus zonas de descanso diurno. Estos campos también son zona de campeo de otras rapaces como águila imperial ibérica o esmerejón.

Grupo de avefría europea

Los milanos reales también se concentran en este enclave para formar enormes dormideros, pero al llegar el atardecer acudiremos de nuevo a la laguna para ver llegar a grullas y ánsares a la laguna completando así un fantástico y típico día en las estepas abulenses.

Detalles y recomendaciones

- Calzado y ropa apropiados para la época. 
- Material óptico (telescopio  recomendable). 
- Consultar la meteorología.
- Leer detenidamente la información de la excursión.
- Las reservas deben hacerse al menos con 7 días de antelación.

Grullas entrando al atardecer

Si tienes cualquier duda o consulta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. 
Contactaremos contigo tan pronto como sea posible.