Blue Nature  
Birding and nature tours

Pirineos, Ordesa Parque Nacional

Precio*

Horario**

Fecha **

389 € por persona 
32€ suplemento hab. individual

- Punto de salida: Madrid
- Alternativa: Huesca

Del 02 al 05 de julio (4 días)
Fin plazo inscripción 19/06/2020

Qué incluye

Qué no incluye

Especies posibles

- Dos noches de alojamiento (*)
- Régimen de media pensión 
- Ticket  bus
- Transporte en furgoneta
- Medidas prevención COVID
- Servicio de guía ornitológico
- Seguro de viaje
- IVA.

- Comidas. 
- Bebidas.

Quebrantahuesos, alimoche, águila real, picamaderos negro, escribano cerillo, camachuelo común, acentor alpino, carbonero palustre, gorrión alpino, treparriscos, bisbita alpino, chova piquigualda y piquirroja, etc.

* Mínimo de 4 máximo de 5 participantes.
** Puede sufrir modificaciones.

A la sombra de la montaña

Durante el verano el Pirineo oscense se libra de las elevadas temperaturas que hostigan el clima mediterráneo. A lo largo de sus más de 15.00 ha de protección se extiende un clima típico de montaña con influencia atlántica que suaviza las consecuencias de la estación y que permite prosperar enormes laderas de bosques de pinos, robles y hayas.

En lo alto de los circos glaciares y las cumbres la extensión del bosque llega a su fin, el límite forestal deja paso a verdes praderas subalpinas, aún frescas por el deshielo reciente.

Chova piquigualda 

Pareja de gorrión alpino en plumaje de verano

Sin duda el rey de estas tierras es el quebrantahuesos, pues aquí tiene su mayor población ibérica y uno de sus pocos núcleos de reproducción. Sus quebraderos se extienden por todo el parque y sus vuelos se pueden observar desde cualquiera de sus valles. En el cielo otras muchas rapaces se concentran en las térmicas.

Aunque solo puede observarse en el tercio norte de la península, la chova piquigualda se vuelve muy frecuente en el ambiente alpino de Pirineos. Destaca su confianza y descaro en regiones de alta montaña, algo muy distinto que ocurre con otras aves.

Día 1

Saldremos desde Madrid para llegar al Parque Nacional sobre la hora de comer. Con tiempo visitaremos los miradores de Escuaín uno de los valles y cañones que quedan a la sombra de Monte Perdido. Desde aquí es bastante fácil observar ejemplares de quebrantahuesos pendientes del muladar que se encuentra cerca. Antes de volver al hotel realizaremos una sencilla ruta por las partes altas del Cañón de Añisclo, otro de los valles del Parque Nacional, que discurre por encima del límite forestal con oportunidades de observar vencejo real, roquero rojo o acentor alpino.

Día 2

Tras desayunar pondremos rumbo a la pradera de Ordesa donde comenzaremos una ruta para pasar el resto del día en el corazón del Parque Nacional. El recorrido comienza en un precioso valle de pinos, acompañando a las cascadas que describen las gradas de Soaso y donde habitan el picamaderos negro y el carbonero palustre. A medio camino el bosque se va abriendo y deja paso a las zonas de montaña y piso subalpino. En el borde resuenan el escribano cerillo y el verderón serrano entre otros. Al final del valle la Cola de Caballo se deja caer delante de nosotros, deslizándose entre las grietas de las rocas. La zona se vuelve pedregosa y es posible observar el treparriscos

Día 3

Si el tiempo lo permite, subiremos a las partes más altas del Parque Nacional en un pequeño viaje que fleta el parque cada día para los montañeros más atrevidos. Nosotros alcanzaremos sin esfuerzo el piso alpino donde es más probable observar el treparriscos, una de las joyas mejor guardadas de Ordesa. En las praderas junto a los miradores se mueven gorrión alpino y acentor alpino. Por la tarde perderemos desnivel para llegar de nuevo a la zona forestal y regresar al alojamiento.

Día 4

Aprovechando las últimas horas de este fabuloso viaje visitaremos el valle de Pineta el más septentrional del parque. En sus valles forestales puede observarse camachuelo común, verderón serrano o piquituerto mientras en el cielo las rapaces ciclean sobre nosotros. Entre las más destacadas se encuentran el alimoche o el águila real que pondrán la nota final antes de retomar el viaje de vuelta.

Además de la surtida comunidad de aves forestales, alpinas y rupícolas, los Pirineos gozan de una saludable población de mariposas, como la maravillosa apolo, anfibios endémicos como el tritón pirenaico, reptiles y mamíferos como el rebeco o la marmota. 
Mientras el resto de la península sufre las consecuencias del verano, en Pirineos el clima de montaña suaviza las condiciones haciendo de este viaje un apacible paseo por las cordilleras pirenaicas donde los paisajes, la gastronomía y la naturaleza forman un lugar con personalidad propia. 

Carbonero palustre

 

Detalles y recomendaciones

- Calzado y ropa apropiados para la época. 
- Material óptico (telescopio muy recomendable).
- Llevar agua y algo de comer para el viaje. 
- Consultar la meteorología.
- Leer detenidamente la información de la excursión.
- Las reservas deben hacerse antes del 19/06/2020.

Acentor alpino

Si tienes cualquier duda o consulta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. 
Contactaremos contigo tan pronto como sea posible. 


Tfln: (+34) 690 73 36 91