Blue Nature  
Birding and nature tours

Sierra de Altomira (Guadalajara)

Precio*

Horario**

Fecha**

50€ por persona

Inicio 08.00 - Fin: 19.00 aprox.

Domingo 11 de diciembre

Qué incluye

Qué no incluye

Especies posibles

- Transporte en furgoneta
- Guía ornitológico
- Seguro RC y accidentes
- IVA

- Comidas
- Bebidas

Buitre leonado, cernícalo vulgar, treparriscos, reyezuelo listado y sencillo, piquituerto, zorzal alirrojo, acentor alpino, escribano montesino, mochuelo europeo, etc

* Grupos reducidos: entre 3 - 7 participantes
** Puede sufrir modificaciones

Entre la Alcarria y el Sistema Ibérico

Como un corte en dirección norte-sur, la Sierra de Altomira atraviesa las desconocidas provincias de Cuenca y Guadalajara a lo largo de más de 100 km de longitud. Un conjunto de pequeñas y alargadas sierras se elevan entre los cursos de los ríos Tajo y Ciguela, que a su vez, dibujan profundos valles encajonados, formando hoces, cañones y barrancos. La riqueza geológica, natural y paisajística del lugar es única.

La flora es la joya más valiosa, con varios endemismos y especies protegidas. El relieve queda cubierto por un manto de encinares, la formación vegetal predominante, que se entre mezclan con extensiones de pinares y quejigares.

Buitre leonado en vuelo

Treparriscos

Otra singularidad del espacio es su variedad de ambientes, lo que da lugar a una elevada diversidad faunística. El grupo más importante es el de las aves, sobre todo las relacionadas con ambientes rupícolas. Las formaciones geomorfológicas que escoltan a los cursos fluviales son el hábitat ideal para una importante comunidad de rapaces, de las que destaca el águila perdicera, una de las especies rupícolas más emblemáticas.

Realizaremos varios itinerarios por el espacio protegido, algunos de ellos por territorios potenciales para observar al águila perdicera y a otras muchas especies que habitan cortados y cañones de Altomira.

Las enormes siluetas de los buitres leonados que sobrevuelan el cañón, se convertirán en nuestros compañeros de ruta a lo largo de la mañana. El lugar que visitaremos también es territorio del águila real y el halcón peregrino. Se trata de especies solitarias y misteriosas, más difíciles de observar, pero que pueden hacer entrada en escena en cualquier momento. Sin embargo, a pesar de la belleza de las grandes rapaces, en esta época del año cobran indiscutible relevancia una pareja de aves alpinas que, de forma más o menos habitual, llegan hasta este paraje para pasar el invierno. El aclamado treparriscos y sus compañeros estivales los acentores alpinos se citan casi anualmente en las hoces que dibujan los cursos fluviales. Acercarse en esta época hasta estos parajes puede depararnos encuentros sorprendentes con estas aves alpinas.

Los embalses en este territorio son frecuentes, con hasta cinco masas de agua embalsadas. En este territorio son frecuentes las aves acuáticas como cerceta común y aunque no hay invernada habitual, si es un lugar de descanso para los bandos de grullas que siguen realizando movimientos a lo largo y ancho de la península ibérica. En sus orillas y en los sotos fluviales podemos observar también una gran cantidad de aves pequeñas como piquituertos, reyezuelos, escribanos, zorzales, etc. Visitaremos diversidad de ecosistemas con el objetivo de disfrutar de la enorme variedad de especies que habitan en este rincón.

Acentor alpino

Las poblaciones residentes de rapaces rupícolas, sumadas al atractivo de poder ver a especies alpinas escasas en invernada, más la belleza paisajística y la singularidad de este espacio, son motivos suficientes como para que realizamos una visita a este escondite castellano manchego.

Detalles y recomendaciones

- Calzado y ropa apropiados para la época. 
- Material óptico (telescopio muy recomendable). 
- Consultar la meteorología.
- Leer detenidamente la información de la excursión.

Escribano montesino

 

Si tienes cualquier duda o consulta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. 
Contactaremos contigo tan pronto como sea posible.