Blue Nature  
Birding and nature tours

Cuenca Alta del Manzanares

Precio*

Horario**

Fecha**

25€ por persona

Inicio 08.00 - Fin 14.00 aprox.

Sábado 19 de diciembre

Qué incluye

Qué no incluye

Especies posibles

- Transporte
- Medidas prevención COVID
- Guía ornitológico 
- Seguro RC y accidentes
- IVA.

- Comidas.
- Bebidas.

Porrón moñudo, collalba negra, martín pescador, lúgano, escribano palustre, bisbita alpino, roquero solitario, escribano soteño, acentor común, curruca rabilarga, cogujada montesina, chova piquirroja, etc

* Grupos reducidos: de 3 a 7 personas
** Puede sufrir modificaciones

Imperiales y cigüeñas negras

Desde hace millones de años el aspecto de este enclave ha ido cambiando. Se trata de un paisaje mineral vivo que es modelado por la acción del agua y el viento. La Fosa del Tajo encauza al Manzanares y al Jarama en esta vega fluvial escoltada por elevados cortados y cantiles yesíferos que, a su vez, constituyen un elemento singular con un alto valor paisajístico, botánico y faunístico

Aquí las paredes escarpadas son el refugio ideal para las aves rupícolas, el bosque de ribera alberga especies forestales y el cauce del río nos sorprende con sus aves acuáticas.

Gavilán común sobre los cortados

Bando mixto de porrón moñudo, con 3 machos y 1 hembra.

A primera hora, cientos de aves despiertan con el día, saliendo de sus dormideros en impresionantes y numerosos grupos, es el espectáculo del invierno. Milanos reales y cigüeñas forman un gran dormidero mixto en los árboles que riega el Manzanares y las primeras luces del día les obligan a levantar el vuelo mientras se ilumina su silueta en el oscuro cielo. Se pueden contar por decenas.

A medida que calienta el sol, los enormes bandos de gaviotas reidoras y sombrías dibujan formaciones en “V” para salir en busca de alimento.

Junto al camino, podremos observar aves comunes en busca de alimento. Algunos son muy frecuentes como el pinzón vulgar, el pardillo, los jilgueros o incluso bandos enormes de gorriones morunos. Estos bandos no solo les ayudan a encontrar mejor semillas e insectos, sino que además detectan mejor al gavilán, que estará atento a sus movimientos para poder hacerse con el desayuno. En el río ánades frisos, cucharas, cercetas y porrones se mueven aguas arriba y  aguas abajo alimentándose de algas y macrófitos acuáticos. Los chopos y sauces que dan sombra al río con sus desnudas hojas, son un buen lugar para encontrar un pequeño pícido típico de este ambiente, el pico menor. Otros, como el pico picapinos o el pito real son muy abundantes.

En los cortados la collalba negra defiende el territorio. Desde que nació en los cortados ha permanecido aquí toda su vida, pues es la única collalba que no realiza migraciones. A base de insectos y otros invertebrados sobrevivirá un invierno más para poder criar en primavera en estos magníficos cortados. Junto a ella se mueven otros depredadores, como el alcaudón real que no pierde ocasión con sus presas, o el roquero solitario, que reclama orgulloso desde el borde del cantil.

El cernícalo vulgar es otro de los habitantes de los cortados del Manzanares. Pero sin duda, las reinas de hacerse ver son las chillonas chovas piquirrojas y las grajillas occidentales, que también se mueven por el cortado. 

Collalba negra.

Finalmente, azores o ratoneros pondrán aparecer en las horas más cálidas para aprovechar corrientes térmicas o para cazar en los páramos y zonas altas de este corredor verde de acantilados que dibuja el Manzanares.

Detalles y recomendaciones

- Calzado y ropa apropiados para la época. 
- Material óptico (telescopio  recomendable). 
- Consultar la meteorología.
- Leer detenidamente la información de la excursión.
- Las reservas deben hacerse al menos con 7 días de antelación.

Chova piquirroja en vuelo.

Si tienes cualquier duda o consulta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. 
Contactaremos contigo tan pronto como sea posible. 


Tfln: (+34) 690 73 36 91